CONSENTIMIENTO INFORMADO: ABORTO MÉDICO

Yo, {nombre de paciente}, solicito y doy mi consentimiento para la administración de Mifepristona y misoprostol con la intención de abortar mi embarazo. Este medicamento me lo proporcionará Southwestern Women’s Options.

Entiendo que el aborto médico se produce mediante la administración de medicamentos que hacen que el cuerpo aborte o expulse el embarazo, en lugar de un aborto quirúrgico alternativo que termina el embarazo vaciando el útero por medio del uso de instrumentos especiales. Se administrarán dos medicamentos, mifepristona y misoprostol, durante varios días que, juntos, inducirán un aborto. Tanto la mifepristona como el misoprostol han sido aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para procedimientos de aborto temprano. Entiendo que el protocolo que se utiliza en mi tratamiento puede ser diferente del que figura en el etiquetado de la FDA; sin embargo, esto sucede solo cuando se ha comprobado que el cambio aporta beneficios. El protocolo adoptado por la Clínica para el uso combinado de mifepristona y misoprostol en procedimientos de aborto temprano ha sido estudiado e informado en publicaciones médicas y la evidencia científica indica que es seguro y efectivo. La tasa general de éxito de este proceso es de aproximadamente el 99%.

Entiendo que un aborto médico es un proceso que requiere tiempo; aunque la mayoría (99%) de los embarazos termina el día 14, puede tomar hasta 35 días para que ocurra el aborto, e incluso en ese momento puedo requerir un procedimiento quirúrgico.

Doy mi consentimiento para que se tomen cultivos y se realicen las pruebas y procedimientos indicados de manera razonable, ya sea que se relacionen o no con la afección conocida actualmente, si mis médicos a cargo consideran que estos son necesarios o aconsejables en el curso de la evaluación o el tratamiento de la interrupción del embarazo o el manejo de las complicaciones.

He divulgado de manera completa mi historia clínica, incluidas las alergias, afecciones médicas, los medicamentos anteriores, los fármacos de venta libre u otros fármacos que haya tomado, así como las reacciones a los anestésicos, medicamentos o fármacos. Doy mi consentimiento para el tratamiento sobre la base de lo que divulgue o lo que se descubra con los exámenes.

Entiendo plenamente que el propósito del tratamiento es interrumpir este embarazo, y declaro que esta es mi decisión personal, dada la alternativa de continuar el embarazo a término. Ninguna persona me ha forzado ni obligado a tomar esta decisión.

Declaro que no se han garantizado ni asegurado los resultados que se pueden obtener. Entiendo que la posibilidad de que los medicamentos no sean suficientes para abortar el embarazo es de aproximadamente el 1% al 5%. Entiendo que puede ser necesario un aborto quirúrgico o la dilatación y el raspado (D&C). Asimismo, acepto que se realice un aborto quirúrgico o D&C cuando lo recomiendo mi proveedor. También entiendo que puedo solicitar un aborto quirúrgico o D&C en cualquier momento durante el tratamiento. Entiendo que, una vez que ha comenzado el tratamiento (es decir, al tomar la tableta de mifepristona), se debe abortar el embarazo, ya sea de manera quirúrgica o médica, debido al alto riesgo de que se produzcan anormalidades graves en el feto provocadas por el uso de mifepristona y misoprostol.

Entiendo que se sabe que ni la mifepristona ni el misoprostol generan daños en los embarazos futuros.

Entiendo que todo medicamento recetado debe ser utilizado solamente por la persona a quién fue recetado y debe mantenerse fuera del alcance de los niños o las personas con capacidad limitada para leer o entender.

Entiendo que las complicaciones relacionadas con la interrupción temprana del embarazo son generalmente menos graves y menos frecuentes que las del parto. No obstante, comprendo que, como en el parto y cualquier tipo de proceso médico, hay riesgos inherentes de que ocurran complicaciones menores y mayores y muertes, las que tienen lugar sin la culpa del médico.

El embarazo, el nacimiento y el aborto conllevan riesgos. El aborto es más seguro que llevar un embarazo a término. Los riesgos y las posibles complicaciones del procedimiento del aborto son poco comunes. En un número reducido de casos, pueden ocurrir los siguientes:

Efectos secundarios de los medicamentos: Los medicamentos pueden producir efectos secundarios poco frecuentes. La mayoría de las mujeres no presenta efectos secundarios. Los efectos secundarios más comunes del misoprostol pueden incluir náuseas, vómitos, diarrea y mareos. La mayoría de los efectos secundarios dura solo unos días, a excepción de un leve sangrado, que puede durar de dos a tres semanas. A pesar de que la mayoría de los efectos secundarios son generalmente leves y manejables, en un número reducido de casos, pueden ocurrir reacciones o complicaciones graves que requieren medidas y tratamientos adicionales. Además, algunas mujeres pueden experimentar reacciones desconocidas o imprevistas a un medicamento. El efecto secundario más común de la mifepristona es el sangrado.

Hemorragia: Si bien el sangrado moderado a abundante es bastante normal tras la administración de mifepristona y misoprostol, el sangrado excesivo no lo es. El sangrado excesivo puede requerir un procedimiento quirúrgico o D&C; o bien, la hospitalización para realizar observaciones y tratamientos. Ha habido instancias de hemorragia que tuvieron lugar hasta 4 a 6 semanas después de tomar mifepristona. En raras excepciones, puede ser necesario realizar una transfusión de sangre.

Infección: Las infecciones normalmente responden a los antibióticos, pero en muy pocos casos, es necesaria la hospitalización. Existe una infección poco común, aunque mortal, que ha ocurrido en los pacientes que usan mifepristona para abortos. La infección puede tener lugar cuando queda tejido del embarazo en el útero.

Embarazo no interrumpido/productos de la concepción retenidos: En un pequeño número de casos, el proceso del aborto no interrumpe el embarazo o una pequeña cantidad de tejido del embarazo permanece en el útero. Esta posibilidad, entre otras, hace que sea fundamental realizar un examen posterior al aborto. En dicho caso, se debe recomendar un aborto quirúrgico o un procedimiento de D&C, ya que se ha demostrado que el uso de los medicamentos afecta el desarrollo normal del embarazo y provoca anomalías congénitas.

Embarazo ectópico: Un embarazo ectópico ocurre cuando el óvulo fertilizado se implanta en la trompa de Falopio o en otro lugar que no sea el útero. Si no se controla esta afección y el feto se desarrolla en la trompa, crece lo suficientemente como para dañar la trompa. Aunque las probabilidades de tener un embarazo ectópico son pocas, es muy grande el riesgo de muerte por un embarazo ectópico con ruptura. Por este motivo, todos los embarazos ectópicos deben ser monitoreados por su propio médico o en un entorno hospitalario; el procedimiento del aborto médico o quirúrgico que se proporciona en La Clínica no puede interrumpir un embarazo ectópico. Entiendo que esta es una afección médica preexistente de la cual la clínica no asume ninguna responsabilidad médica o financiera.

Histerectomía: Entiendo que, como resultado de determinadas afecciones o de algunas complicaciones (como el sangrado excesivo o una infección grave), puede ser necesario realizar una histerectomía.

Esterilidad: En casos extremadamente inusuales, una complicación grave puede originar la pérdida o la disminución de las capacidades reproductoras.

Angustia emocional: Cada mujer sobrelleva el embarazo, el nacimiento y el aborto de manera diferente; la mayoría de las pacientes atraviesa el proceso con efectos emocionales mínimos, pero en algunos casos se requiere ayuda profesional. Eximo a los médicos a cargo y al personal de toda responsabilidad por cualquier afección que pueda originarse de este procedimiento, incluso, entre otras, los efectos psicológicos a corto y largo plazo que resulten de mi decisión de realizar este aborto.

Entiendo que mi proveedor o asesor responderá toda pregunta que tenga y realizaré estas preguntas antes de dejar la clínica. Si tengo preguntas o complicaciones después de retirarme, acuerdo llamar a la Clínica al (505) 242-7512 o al (800) 777-7630 de inmediato. Asimismo, acuerdo realizarme un examen y prueba de embarazo dentro de las dos semanas posteriores de la administración de mifepristona, con el fin de descartar la continuación del embarazo o la existencia de otros problemas. Entiendo que si elijo un aborto médico, puede ser necesario que realice 2 o más visitas a la clínica.

ENTIENDO QUE, CUANDO SEA POSIBLE, ME PUEDEN TRATAR POR CUALQUIER COMPLICACIÓN QUE SURJA DEL PROCEDIMIENTO EN CURTIS BOYD M.D. P.C. SIN CARGO ALGUNO. NO OBSTANTE, SI SE REQUIERE UNA HOSPITALIZACIÓN, ENTIENDO QUE SERÉ RESPONSABLE DE TODO CARGO.

Entiendo que la práctica profesional de mi médico será juzgada de acuerdo con los estándares que sean razonablemente aceptables para otros médicos que atienden en otros centros similares en los Estados Unidos. Si no estoy satisfecha con la atención por algún motivo, debo intentar resolver mi queja con el Director de la Clínica.